Se ha producido un error en este gadget.

20080406

"La huida no ha llevado a nadie a ningún sitio"


La Organización Internacional del Trabajo afirma que en España tres millones de drogadictos van a la oficina. Por lo visto, al menos el 15% de los trabajadores en este país consume alcohol, hachís y/o cocaína para 'sobrevivir' a su jornada laboral. Es decir, que la última vez que estuviste en una reunión con 10 personas, al menos uno iba colocao, y otro estaba medio puesto.

Por cierto, que la afirmación que da título a este post corresponde a Antoine de Saint-Exupéry. Sí, el de El Principito.

6 comentarios:

ciudadanoe dijo...

jajajajaja!
pues es cierto...lo de q lo haga el 15% es abrumador. creo, no obstante que va por cierto tipos de trabajos.
la sentencia de saint-exupéry es lo +! un beso ciudadanas civilizadas divinas.

David Pallol dijo...

Lo que dice la estadística es cierto, y va a ir a más probablemente.
Ya no es como hace unas décadas, que las drogas eran cosa de iniciados o marginales...
Ahora se droga hasta el tato, como bien dijo el Matamoros en Crónicas Marcianas.
Antes, hace unos años, todavía quedaban sitios puros, vírgenes, no intoxicados... Ahora dudo mucho que quede uno intacto.
Y lo digo por experiencia.
Estos últimos años estoy alucinando. Ya no es sólo que en los centros de trabajo quien más quien menos tenga sus vicios...
Es que oigo hablar de drogas a todas horas por todas partes... Sobre todo a gente joven, que las tiene ya como algo superasumido en sus vidas
El otro día, en el gim, tres niñatos hablaban como si tal cosa de la pasta que estaba ganando uno de ellos pasando esto y lo otro y lo de más allá, y describiendo lo que guardaba en casa, que he de reconocer que empecé a babear mientras terminaba de cambiarme...
Dos niñatas que se cruzaron ayer conmigo por la calle: "Pues tía, como que él quería meterme una pastilla y le dije que no..."
Y así todos los días.
Física y química no es sólo un guión.
Está en la calle.
Las drogas ya son un fenómeno masivo y estamos viviendo la revolución química.
Porque no hablemos de las legales, de ese niño que se pasa el día dopado por hiperactivo o de esa persona estresada que ya no puede dormir sin sus lorazepanes...
Lo más fuerte de todo es que, ya que forman parte de nuestra rutina diaria, nos estamos acostumbrando a vivir con nuestras dependencias y aun así desarrollar con aparente normalidad nuestras actividades...
Las drogas son ya un fenómeno masivo y sin el feo estigma de hace unos años.
Se han extendido más allá de las discotecas, la noche y los sórdidos poblados, se han infiltrado en todos los resquicios de la sociedad y están aquí para quedarse.
Yo creo que no queda ya nada a salvo de ellas.
Es una señal: la nueva era será tecnológica y será química. Móviles y soma para todo el mundo.
Y lo que estamos haciendo es eso: adaptarnos al nuevo modo de vida.
Porque no vas a dejar de ir a currar o de ir a recoger los niños al colegio por una adicción de más o de menos...
Todo esto demuestra, una vez más, que la capacidad de adaptación del ser humano a nuevas circunstancias es siempre prodigiosa.
Bendito bicho.
Jamás dejará de sorprenderme...
Besitos, nene

David Pallol dijo...

Hay otra cosa que tb se ha extendido como un virus por toda la sociedad: la palabra "friki".

Todavía me acuerdo de la primera vez que la escuché, a finales de los 90: "En Sybilla todos somos muy frikis" (Juanjo Oliva dixit)

Era la primera vez que oía esta adaptación castiza de la palabra inglesa freak y me hizo mucha gracia.

Luego, en el 2000 o 2001, la utilicé por primera vez en un artículo que se publicó en Shangay... Lo que provocó que más de uno y de dos me preguntara "Oye, ¿qué es un friki?"

Ahora creo que lo tiene claro absolutamente todo el mundo. Lo oigo en boca de madres, hijos, periodistas, astronautas, princesas, pilotos de Fórmula 1, funcionarias, secretarias, altos ejecutivos y señoras de la limpieza...
Para qué seguir. No creo que quede tampoco oficio ni estamento social que a estas alturas no use y abuse de la palabra "friki".

Y es curioso también como ahora todo nos parece friki y todo el mundo lo es.

Así que debería añadir al largo post anterior: que la nueva era que ya se abre ante nosotros será tecnológica, química y definitivamente friki.

Slava dijo...

¿Piensa el Pallol que todos son de su condición?

;-)

(Ji ji. No me hagas caso, nene; me venía al pelo el juego de palabras, no más)

Besos!!!!

ciudadanoe dijo...

pallol lo has bordadao. estoy con tu primer post (un mundo feliz) y el segundo (desde hace mucho tiempo repito esa frase: todo el mundo el friki). nos montamos un party (politic)?

cebea dijo...

ciudadanoe ya sabe que soy escéptico con el palabro (friki): utilizarlo en exceso no solamente desvirtúa su significado (extraño, extravagante y/o estrafalario, y utilizado originalmente para designar todo ser vivo con malformaciones), sino que si lo "estrafalario" se convierte en normal... deja de ser estrafalario. no tiene nada que ver que cada uno seamos único con el hecho de ser friki. otro tema es que muchos deseen (o deseemos) ser tan únicos y diferentes del resto (en estos tiempos de globalización y uniformización)) que queramos ser considerados frikis.

qué más quisiéramos que ser todos frikis!

y con respecto al tema original del post... quien esté libre de pecado, que tire la primera china!